La verdad de Susi

Fran está preocupado por Susi. Sabe que el mundo del sexo tiene también sus dificultades y ella no estaba preparada para hacer frente al tipo de hombres y las propuestas que le podían hacer. No en vano ella iniciaba el contacto. Era una niña jugando en una división de mayores.

            Fani sabía cuidarse, era una profesional y había aprendido a oler el peligro a distancia por eso solo aceptaba clientes quuee le mandaba su empresa. Lo de susi no fue arriesgado pues conocía a Fran perfectamente a Susi la caló en el momento que la vio. Se alegraba de su encuentro sexual por libre y sabía que si madame Alicia lo sabía se habría creado un problema.Pero era un riesgo calculado y coonsciente en el que no había nadie más. Habíanotado en su tórrido encuentro sexual con susi que tenía la profesión cambiada hay quien nace con una vocación el sexo y no puede ignorarla. Susi había nacido para escort. Su forma lasciva y provocadora, su manera de gozar hasta sus últimas consecuencias y la frecuencia que se había impuesto no le encajaba. Esa mujer sin sexo toda la semana no aguantaba seguro. Algo escondía aquella hermosa mujer o tenía en casa un monton de juguetes sexuales con los que se distraía, había un marido y unos hijos, tal vez; no la entendía pero estaba en un momento pleno de su carrera. Sus clientes eran ejecutivos que pagaban muy bien sus servicios y tenía la suerte de ganar lo suficiente como para haberse creado un cuerpo y una cara de ensueño (era adicta a la cirujía plástica) porque sabía que había mucha competencia y que sus clientes valoraban su cuerpo, claro que también sus destrezas sexuales y eran amables con ella y recibia regalos costosos que pretendían demostrar el afecto que sentían por ella. Ella en cambio sabía quee todo era falso llegados unos años indeterminados ahora mismo debería retirarase o pasar a una categoría de mujeres que venden sus cuerpos cerca de los lugares de ocio a un precio irrisotio. No tenía nada en contra de ellas , la necesidad impone sus reglas. Habían sido menos afortunadas que ella. Ella se cuidaba y hacía lo que le gustaba. No tuvo carencias en su infancia y juventud,pero le gustaba el sexo y siendo una recién mayor de edad decidió presentarse a un casting de modelos y fue escogida por su agencia, pero le dijeron que era para señoritas de compañía y ella aceptó. ganó dinero,recorrio Europa y parte de América. teníaun pisoen una zona residencial y una lista de clientes enormes, pero eso tambien se debía a que era discreta. otro de los factores fue que no tuvo nunca adicción a las drogas, que te deterioran y te arrastran a las cloacas de la ciudad, donde siempre hay un «chulo» que se queda la mayor parte de tu dinero o que te paga en drogas. La vida de una escort no se parece en nada a so excepto que las dos practican sexo por dinero.

dicho esto, ella tenía tiempo e intereés en conocer a la verdadera susi y se había dado cuenta de que fran estaba celoso, no le había gustado nada verla en el metro con susi.

Fan, por su parte, había decidido salvar a susi de ese mundo oscuro en el que podía verse envuelta. Sabía que no tenía defensas para un encuentrro digamos que complicado. No sabía cómo ayudarle, con palabras, no lo escucharía, ella pensaba que el mundo era como sunpequeña fantasía de los miercoles pero no era cierto, solo había tenido suerte hasta ahora y él desconocía el tiempo que llevaba con sus fantasías. Después de darle muchas vueltas decidió llamar a Alicia, ella tal vez sabría qué hacer.

_hola¿, me podría pasar con madame Alicia, por favor?

_lo siento, señor, pero hasta las 5 de la tarde ni recibe a nadie ni se le puede consultar por teléfono.

_Mi consulta es urgente,¿ podríadecirle que ha llamado Fran?

_Sí, en el momento que atienda le daré su recado.

Fran no dejaba de fumar y se iba poniendo más nervioso a medida que pasaba el tiempo. Si era honesto, no se había preocupado por susi hasta que la vo con fany.Ella no sabía que era una trabajadora del sexo ni con qué fines la seducía. Estaba claro que confiaba en fani y sabía, aunque le había hecho una jugarreta, que no le haría daño.Además había que encontrarla antes que hubiera iniciado su caza particular. Podría también hablar con fany, pero nunca había mostrado mucha empatía por la otra parte menos brillante de este mundo.Decididamente tenia que ser Alicia.

Deidió probar otra vez, ya era la hora, miró el reloj y ya marcaba las 5 y 20.

_Hola, con madame Alicia, por favor.

_dígame por favor el tema de que se trata.

_Es sobre una amiga que practica sexo con desconocidos de manera habitual los miércoles y temo que le pase algo malo.

_Un momento, por favor.

_Hola soy Alicia y creo que ese asunto ya me lo ha explicado una de mis chicas.

-_Tú debes ser fran.te voy a ser muy sincera no quiero a mis chicas por libre y menos corriendo riesgos.Nosotros no somos una casa de caridad yno podemos tampoco decirle a una adulta cómo vivir su sexualidad.

_Alicia llevo muchos años siendo cliente de tu agencia,para otros pequeños problemas me has sido de mucha ayuda. Dime algo para que pueda hablar con ella y advertirla.

_Tengo una idea mejor, dile que el miércoles tendrá su reelación seexual con desconocido o desconocidos aquí, que le prometo que nose arrepentirá

_Gracias Alicia. No me importa pagar su relación sexual, por eso no te preocupes.

-_bien, la espero.

-gracias.

  Se fue más tranquilo a tomar uun café y seencontró a fany.No se acercó a ella. Fue fany la que se aproximó. Ël no levantó la cabeza del café. ella le rozó el brazo pero él no respondió.

_Está bien, te levanté la chica pero habrá otros miércoles aunque yo no la he visto muy convencida de establecer una relación sexual contnuada. Perdona, me pudo la curiosidad y es tan hermosa con su linda cabellera negra cayéndole sobre los hombros y esa forma de entregarse que la hace tan inocente aunque ya se haya entregado a mil hombres. Es dulce y cálida su intimidad y hay algo salvaje en ella que no sé qué es.

_Yo he hablado com madame Alicia. Necesito ayudarla y no sé cómo. Me ha dicho que el miércoles la lleve a la agencia.Pero no sé dónde encontrarla paraa decírselo.

Fany,le cogió la mano y le indicó que salieran del bar.Fan como un imbécil la siguió. se subieron en su impresionate coche y lo llevó a un barrio de clase alta y bonitas casas unifamiliares, había grndes zonas verdes y de juego para los niños. allí la encontró. Fran pensó que era la niñera pero fany lo sacó de su sueños eran sus dos hijos pequeños y su marido. susi vestía una falda por la rodilla estrecha y un jersey de cachemire blanco.Eran una familia de clase media de lo más normal y aburrida. Nada que ver con la mujer del metro. decididamente no sabía cuáles eran los riesgos y los limites y alguien debía decirselo. Fran estaba desilusionado.Había imaginado otro tipo de vida para ella y en el que ,sin saber por qué, él tenía cabida, pero nada más lejos de la realidad. Le dijo a Fnny quese fueran; ella le dijo que no, que tenía que ayudarla porque ella ya había hablado con madame Alicia.

De repente fran ve cómo Fany baja del coche vestida con chandally deportivas, como cualquiera en aquel parque y se acercó a susi. susi, vestida así, sin sus armas y su maquillaje parecía otra persona. Habló um poco con ella y con su marido, acarició a los niñosy se puso a hablar con el matrimonio. Fran estaba desesperado, quería salir de allí. Fany aprovechó un descuido del marido para decirle algo muy rápido. Después siguió jugando un poco con los niños y se despidió y se fue hacia Fran y su coche. Salieron  de allí. Fany al ver su cara de desengañoy su falta de interés por susi, intentó que lo viera de otra anera.

_Fran, las madres son mujeres que tuvieron ,tienen y han tenido sexo, las más afortunadas lo disfrutan todavía ,pero otras, olvidadas por los maridos, se aguantan las ganas y se hacen de una asociación de amas de casa o de madres del colegio y en ello emplean el tiempo que su marido no les dedica. Ellos son mis clientes. Lo sé.

_¿ qué le has dicho?- preguntó lacónico.

_Que sabía quién era los miércoles y que la esperaba en la estación, que no se subiera al metro. Allí me encontraré con ella.

Fany tenía una cita agendada para las 8 y tenía quee ducharse y prepararse. Eso le llevaría un par de horas. Así que dejó a Fran en na plaza del centro.

Mientras iba a su casa, pensaba en Fran, él tenia claro que una mujer que busca sexo casual tiene que ser espía por lo menos. Nunca había pensado que fuera un ama de casa.

Contacta con nosotros

¿Aún tienes dudas? Contacta con nosotros y te responderemos lo antes posible.

CONTENIDO PARA ADULTOS

Advertencia, éste sitio contiene material sexual sólo para mayores de edad, si entras, estás de acuerdo con los términos y condiciones de uso.

CONTENIDO PARA ADULTOS

Advertencia, éste sitio contiene material sexual sólo para mayores de edad, si entras, estás de acuerdo con los términos y condiciones de uso.